Ácido Hialurónico

Acido hialuronico jeringuilla

¿Qué es el Acido Hialurónico inyectable?

El ácido hialurónico, o comunmente llamado hialurónico a secas, es una sustancia que nuestro cuerpo produce de forma natural. Está presente en tejidos como la piel, el tejido subcutaneo, los cartílagos, etc. Su principal función en nuestro cuerpo es la de atraer y retener agua. Con el paso de los años, esta sustancia va disminuyendo en cantidad en nuestros tejidos, por lo que perdemos hidratación y flexibilidad. De ahí, que es con el paso de los años cuando la piel empieza a dar muestras de rigidez al aparecer las arrugas.

Uno de los productos que más ha revolucionado el mundo de la medicina estética es el ácido hialurónico inyectable. A diferencia de las cremas y cosméticos, este se deposita en una concentración mayor en las zonas donde realmente es útil, produciendo un nuevo efecto hidratante y en algunos casos voluminizador.

Tipos de Ácido Hialurónico inyectable:

Atendiendo a su reticulación o su estructura interna, podemos encontrar:

  • Ácido Hialurónico no reticulado: este es líquido, poco denso y su principal función es simplemente la de hidratar. La duración media es menor, alrededor de los 3 meses. Este tipo es especialmente idóneo para aquellas personas que quieren retocar los labios, con apariencia más hidratados y jugosos sin aumentar mucho el volumen.
  • Ácido hialurónico reticulado: este material es más denso, y cuanto mayor reticulación presente mayor densidad. Tenemos diferentes niveles, desde el 1 hasta el 4 con diferentes funciones y duraciones. En este caso están pensados para hidratar y conseguir reponer volumen. Son ideales para arrugas medias y profundas, aumento de volumen en pómulos, surcos nasogenianos, aumento de volumen en labios, etc. Su duración varía entre los 4 y los 12 meses.
Jeringuillas Botox

Diferencias entre el Ácido Hialurónico y la Toxina Botulínica.

Existe un error común en la población y es pensar que la toxina botulínica, o también llamada Botox, se usa para aumentar el volumen de áreas faciales. Como explicábamos anteriormente, la función del ácido hialurónico es la de hidratar, retener agua y voluminizar aquellas zonas de la cara que están más flácidas, caidas, o deshidratadas. Mientras que la toxina botulínica es una sustancia que disminuye la fuerza contractil muscular. Se usa para prevenir la aparición de arrugas, o disimularlas.

Si queremos eliminar por completo las arrugas, la acción conjunta de estas dos sustancias es un arma perfecta. Una evita que se siga profundizando al frenar la acción muscular, y la otra, la hidrata y eleva, haciéndola desaparecer.

Acido hialuronico labios
Cosmetic injection to the pretty woman face on white background

Ácido Hialurónico en labios, pómulos, surcos, mentón, rino…

Volviendo al tema de las propiedades del hialurónico, cada vez más se popularizan los tratamientos para modificar el volumen de ciertas estructuras faciales, para conseguir resultados parecidos a los de una cirugía.

Se habla mucho de la mentoplastia sin cirugía, de la rinoplastia sin cirugía, del aumento de pómulos sin cirugía y el aumento del contorno facial. Todas estas nuevas técnicas tienen en común la colocación de materiales inyectables como el hialurónico o la hidroxiapatita cálcica para corregir pequeños defectos, perfilar o aumentar. Es importante que tengamos claro, que en ningún momento valen para disminuir ninguna de estas partes. No obstante, por ejemplo en una rinoplastia sin cirugía, si tenemos caballete, al inyectar sustancias de relleno en el puente y punta, se deja una rariz recta con lo que desaparece esa imagen de giba. Es un efecto visual, ya que la nariz no ha disminuido, pero para aquellos que quieran disimular ciertos defectos sin pasar por cirugía, es una técnica fantástica.

Los efectos de estas terapias, dependiendo del material que se coloque, pueden ser desde los 9 meses hasta los 2 años. Se debería repetir el tratamiento para volver a conseguir los efectos con el tiempo.

Health

Ácido Hialurónico efectos secundarios:

El Ácido Hialurónico es una sustancia muy segura que, como decíamos anteriormente, es una sustancia que nosotros mismos producimos en nuestro cuerpo. Los efectos secundarios son muy pocos y sobre todo relacionados con la propia tecnica de inyección.

Podrán aparecer eritemas o rojeces tras la inyección. También hematomas que pueden durar una semana o dos aunque no es habitual. Generalmente aparecerá una inflamación subsecuente a la propia administración, que disminuye a las 48h. En el caso de que se haya administrado demasiado volumen de producto, o que se quiera revertir el efecto, esta sustancia tiene una ventaja frente a otras: se puede administrar un “antídoto”, que es la Hialuronidasa. Es un enzima que descompone el ácido hialurónico, deshaciendolo y así desapareciendo de nuestro organismo.

Precio del Ácido Hialurónico.

Los precios, al menos en Madrid varian mucho de un centro, o clínica estética a otro. Existen infinidad de marcas y calidades y por ello también de precios del producto en sí. También va a depender de la cantidad a inyectar. Generalmente el precio es por un vial, que es suficiente para realizar una infiltración en labios, o en pómulos.

Los precios rondan entre los 300€ y los 400€ por tratamiento, por zona o por vial. Generalmente realizar 2 zonas simultaneas por ejemplo, labios y pómulos o pómulos y ojeras, suele salir más económico. Ya que el material del vial que sobra se debería tirar pasado un tiempo. Normalmente las clínicas ofrecen dentro de ese precio un refinamiento posterior, que suele ser el material sobrante que se guarda para corregir pequeños detalles que precisen un retoque días más tarde.

En Maxestética Facial trabajamos sólo con las primeras marcas, ya que la seguridad es lo primero. Los tratamientos los realiza un cirujano dedicado exclusivamente a la cara. No dudes en consultarnos cualquier pregunta.

Deja un comentario