septiembre 11, 2019

Botox

La toxina botulínica es una sustancia producida por una bacteria de forma natural y que hemos aprendido a utilizar en nuestro favor. Esta sustancia es tratada para que no sea nociva para el órganismo. Tiene como peculiaridad la disminución de la fuerza muscular. El efecto va a depender tanto de la dosis administrada como de las características del propio músculo del paciente. También con esta misma sustancia podemos tratar patologías como la sudoración excesiva en axilas, manos y pies. Ya que tiene el efecto de inactivar las glándulas productoras del sudor.

En la medicina estética, se emplea para disminuir de forma controlada, la fuerza de determinados músculos, implicados en la mímica facial. Con ello conseguimos regular las expresiones y la formación de arrugas por la repetitiva acción de contracción del músculo sobre la piel.

Muchas veces nos asustamos al ver resultados de caras inexpresivas y paralizadas, pero esos son pocos casos, y no es el efecto que se busca. En la medicina estética apolínea, se busca un efecto natural, sutil, y elegante.

-Arrugas de expresión: Una de las principales indicaciones de la toxina botulínica es la prevención de las arrugas. Está indicado en gente joven, donde si actuamos en los primeros signos, evitaremos la formación de arrugas profundas que luego son más complidas de eliminar. En personas mayores, el efecto es evitar que vayan a más ,pero las arrugas ya están formadas, y es mediante rellenos o estiramientos como se disimulan.

-Bruxismo: Se trata de un hábito pernicioso, que lleva a apretar los dientes, o contraer los músculos faciales, generalmente como una forma de expresión del estrés, o ansiedad. A parte de otras medidas, que sólo un maxilofacial puede valorar, el Botox es un perfecto aliado, para hacer disminuir esa fuerza muscular y con ello hacer desaparecer muchos de los síntomas como, cefalea, tensión muscular, dolor..

-Hiperhidrosis: Como he comentado anteriormente, podemos reducir la sudoración en axilas y manos mediante el empleo de toxina botulínica. En muchos casos, esta patología no solo produce incomodidad, si no problemas sociales de adaptación.

Arrugas de expresión – Procedimiento: (Frente, entrecejo, patas de gallo, código de barras)

-Anestesia: no es necesaria.

-Aplicación: 15 min

-Resultados: en 48-72h

-Duración: hasta 6 meses

-Precio.

Bruxismo – Procedimiento: (músculatura masticadora)

-Anestesia: no es necesaria.

-Aplicación: 15 min

-Efectos: en 48-72h

-Duración: hasta 6 meses

-Precio.

Hiperhidrosis – Procedimiento: (Axilas, manos y pies)

-Anestesia: no es necesaria.

-Aplicación: 15 min

-Efectos: en 48-72h

-Duración: hasta 6 meses

-Precio.