BRUXISMO Y BOTOX.

Resumen Bruxismo y Botox

  • Bruxismo es una parafunción mandibular, involuntaria e impredecible.
  • Precisa valoración por parte de un Cirujano Maxilofacial ya que también implica la articulación temporomandibular, la oclusión dental y los dientes. No todos los dolores faciales son por bruxismo. Diagnóstico diferencial son infecciones dentales, Disoclusión dental, patologías médicas.
  • Muy ligado al estrés, ansiedad o preocupación
  • Se trata en conjunto con Cirujano/a Maxilofacial, Odontólogo/a, Fisioterapeuta y Psicólogo/a.
  • Botox disminuye la fuerza muscular y por lo tanto el dolor. Dura 4-6 meses no precisa baja laboral. se aplica en 30 min y el precio son 400€.
Cara de hombre. Botox

Bruxismo ¿Qué es exactamente?

El bruxismo es definido como una parafunción mandibular, o en otras palabras, es la tendencia a apretar los dientes que desarrollan algunas personas. Su causa es totalmente desconocida, pero está muy asociada a niveles elevados de estrés, preocupación o ansiedad. Los primeros síntomas suelen aparecer en la pubertad, con las primeras preocupaciones existenciales, exámenes, novios/as, aceptación social…

También existen otras causas que producen bruxismo que hay que estudiar. Por esto recomendamos que un paciente bruxista sea valorado por un cirujano/a Maxilofacial o un odontólogo/a en su defecto, antes de ir corriendo a una clínica de estética a infiltrarse Botox. Otras causas del rechinar de dientes son, por ejemplo: un estado periodontal malo, caries o patología dental, dificultades psicológicas e incluso es uno de los síntomas de la infección por Oxiuros en niños (Gusanos)… Desde cualquier plataforma científica se recomienda valorar y tratar las causas del Bruxismo antes de ir directamente a tratar los síntomas.

El Bruxismo va encuadrado en un síndrome mayor que es el Síndrome Miofascial. Es la tendencia a presentar contracturas y dolor en la musculatura facial, masticatoria sobre todo, pero también cervical y de espalda. Es más frecuente en mujeres de mediana edad y está muy ligado a los rasgos de personalidad. Esto quiere decir simplemente, que ante las mismas preocupaciones, hay gente que lo desarrolla y gente que no.

En consulta, siempre me gusta poner este ejemplo y es que los músculos de la cara tienen “vida propia”. Si estamos contentos o tristes, la gente nos lo identifica sin necesidad de que digamos una palabra. Nuestros músculos se contraen de una forma en función de los sentimientos. Y si estamos estresados también lo demuestran. No pasa lo mismo con los músculos de la pierna, no identificaremos el estado del ánimo de nadie por como mueve el pié…

Por lo tanto, y en resumen, el Bruxismo responde generalmente a factores psicológicos y médicos. Es una tendencia que se puede dar de día, o con mayor frecuencia de noche. Está muy ligado a niveles elevados de estrés, preocupación o ansiedad aunque no siempre. Debe ser valorado por un médico especialista tanto en patología oral como de la articulación temporomandibular como es el Cirujano/a Maxilofacial para descartar otras patologías y tratar la causa principalmente si se identifica, además de tratar los síntomas.

Síntomas del Bruxismo

El bruxismo se identifica claramente si somos conscientes de que apretamos los dientes o al dormir alguien descubre que “rechinas” los dientes. No obstante, no siempre tenemos alguien al lado pendiente de si rechinamos o no, por lo que hay otros sistemas indirectos que nos pueden hacer sospechar.

  • Desgaste de los dientes: Veremos dientes más cuadrados donde perdemos las cúspides o esas montañitas que tenemos en las muelas.
  • Recesión de encias o crecimiento de Torus
  • Dolores tanto en la zona de delante de la oreja como en la sien.
  • Fatiga al masticar cosas chiclosas o duras.
  • Chasquidos en la articulación.
  • Acúfenos o pitidos en los oidos.

¡Cuidado! no todos los dolores de músculos masticadores son causados por bruxismo. Si nuestros dientes no encajan bien, también podemos desarrollar dolores musculares sin llegar a ser bruxista. Siempre pongo el mismo ejemplo, si al caminar, lo hiciésemos sólo de puntillas, es normal que acabásemos con los gemelos doloridos. En la boca pasa igual, si no apoyamos correctamente los dientes y repartimos bien las fuerzas masticatorias, los músculos se sobrecargan y duelen.

Tratamiento del Bruxismo:

El bruxismo es una patología casi por definición crónica. Se puede curar, pero depende de muchos factores y es complicado. Generalmente, necesitamos tratar el Bruxismo desde varios puntos y si puede ser simultaneamente mejor.

  • Valoración Cirujano Maxilofacial para analizar temas de oclusión dental y problemas de Articulación Temporomandíbular. En función de si existe o no problema, hay varias soluciones quirúrgicas.
  • Valoración por parte de dentista de la salud buco-dental.
  • Valoración por el Psicólogo/a. Muchos de los bruxismos se deben al paso de una mala época y no está de más descubrir si hay algo que nos produce más estrés del normal y aprender a lidiar con él.
  • Tratamiento por parte de Fisioterapia. Es fundamental, al menos al principio. Los músculos masticadores como cualquier otro se contractura y estos son uno de los más fuertes del cuerpo humano, así que con razón de más.
  • Dietas blandas: vamos a dar al músculo una tregua y hacer que trabaje lo menos posible
  • Evitar chicle o cosas duras. Si nos doliese la espalda, lo último que haríamos sería ir al gimnasio… pues aquí igual. El chicle son las pesas para los maséteros.
  • Férula de descarga tipo Michigan. Será recomendada por Maxilofacial u odontólogo/a en función de cada paciente. Pero sin duda es muy efectiva.
  • Calor seco: una bolsa caliente de agua o de semillas hace que la musculatura se relaje.
  • Evitar el estrés: si aprendes cómo ¡no dudes en decírmelo!
Infiltración de Botox en cara de mujer

Tratamiento con Botox. Precio.

Sin duda es un tratamiento muy eficaz y cada vez más empleado. ¡Pero ojo! no puede ser pautado sin una valoración previa. No vale para todo el mundo y antes hay que probar otras medidas que sean más sostenibles en el tiempo. Si un paciente consigue eliminar los dolores con una férula de descarga, esta sería la indicación ya que es un tratamiento menos agresivo y puede llevarla toda la vida.

El Botox, como sabéis, es un relajante muscular y en pacientes con serias contracturas e hipertrofia puede ser un gran aliado. Consigue en una sola sesión hacer que perdamos fuerza y en consecuencia, aunque apretemos los dientes, será con menos intensidad por lo que el dolor desaparecerá. El efecto dura entre 4 y 6 meses, depende de la activad y carga muscular de cada paciente. Al hacer disminuir su fuerza y por consiguiente su masa muscular, también se consigue un efecto de adelgazamiento de la cara.

No dudes en acudir mi consulta para una valoración gratuita. Estaremos encantados de valorar de forma integral la musculatura facial así como la articulación y ofrecerte las soluciones que necesites.

  • Se administra en 30min.
  • No precisa anestesia.
  • No precisa baja laboral
  • Los efectos comienzan a los 3-4 días.
  • No afecta al habla ni a la masticación.
  • El precio son 400€ el tratamiento completo
  • Duración de 4 a 6 meses.

Deja un comentario